SeguidoresSeguir

Milenia, un festival de futuras remembranzas

La primera edición del festival Milenia fue una aventura llena de gratas sorpresas y algunos problemas que pueden ser muy perfectibles en próximas ediciones, formado por un cartel de bandas que comparten los riff poderosos y pegajosas melodías de hace un par de décadas atrás, conjugar una parrilla de artistas locales y anglos no fue de alguna manera fácil, ya que muchas de las bandas que llegaron al escenario lo hacían por primera vez en suelo chileno, esto supuso que muchos de nosotros, espectadores, fuéramos con algo de suspicacia de lo que nos encontraríamos, sin embargo, estas expectativas fueron ampliamente pagadas por la calidad de los espectáculos mostrados, de manera transversal, todas las bandas interactuaron con el público y este les respondió, pese a que el lugar fuera abierto y el Sol no diera tregua, el ánimo de los asistentes no decayó y sólo aumentó en la medida en que se acercaba la hora del plato principal: Evanescence, quienes dejaron la vara alta con un show sólido y potente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Song On Fire (@thesongonfire)

En los ecos del aire resonaba Kédate conmigo, lo que significaba que nuestra llegada fue algo tardía, los nacionales de GUFI ya estaban en el escenario de Espacio Riesco, más bien, al costado de este y cruzando la calle -la distancia del evento hizo que el llegar fuera un poco tedioso desde donde nos movilizamos al festival, llegando allá, el encontrar un estacionamiento fue fácil, aunque para acercarse al festival se tenía que caminar cerca de 7 a 10 minutos- Ya dentro del festival GUFI repasaba sus éxitos de manera magistral, donde los asistentes entonaban y cantaban a todo pulmón las canciones de la adolescencia, terminando con Por ella y dando paso casi instantáneamente a los anglos de Nonpoint (en el escenario 2), de inmediato todos corren hacia el escenario y se agolpan para escuchar los primeros acordes, mientras Victim sonaba se aprovecha para ir a la zona de hidratación, que pese a que fuera sólo un punto, las personas pudieron autoorganizarse para respetar turnos y que el recurso pudiera llegar a todos, desde producción cambiaban rápidamente las botellas vacías para poner a disposición agua fresca, en otro punto las filas de comida avanzaban rápidamente, puede que por el horario fuera expedito el poder conseguir agua y alimentos. Los Nonpoint comienzan a interactuar en inglés y en español muy fluido, tanto que a todos los presentes que no conocían a la banda se les hizo fácil el poder simpatizar con ella, además de que ellos supieron prender a la gente pidiendo los ya tan típicos mosh pit en frente del escenario y hacer cantar a los fans que tenían la oportunidad de verlos por primera vez en suelo nacional.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Song On Fire (@thesongonfire)

De quienes tengo que hacer un punto a parte son de los glam, metal, sex, drugs & rock and roll de los pícaros Steel Panther, quienes desde el momento del primer acorde desbordaron carisma (y nostalgia de un tiempo anterior incluso al periodo de su formación), se hicieron notar con una perfecta interpretación vocal de parte de Michael Starr, además de las pausas entre canciones que aprovecharon para dialogar entre ellos y realizar chistes sobre las partes íntimas de su vocalista, aunque lo que destaca de ellos fue la conexión que tenían al interpretar las canciones, se notaba que la pasan muy bien en el escenario y traspasaban eso al público, destacar además, una gran parodia de Ozzy Osbourne que sacó risas y trajo a un grande al escenario del Milenia interpretando Crazy Train. En síntesis, Steel Panther fue lo que se espera del manual antiguo del rockero, un espectáculo completo y escandaloso con actitud de controversia y desborde de malos hábitos, siempre.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Song On Fire (@thesongonfire)

Los siguientes en presentarse fueron Alien Ant Farm, banda oriunda de California que hizo su aparición en el escenario 2 y que tuvo un show bastante sólido y potente donde resaltan Movies y el cover Smooth Criminal de Michael Jackson con el cual terminaron su show y es el tema que más recordamos de esta banda y que hizo moverse y disfrutar de esta rola al Milenia.

Ya se pronunciaba la tarde y con ello descendía la temperatura que daba tregua al calor de las horas anteriores; en el escenario principal la presencia de Candlebox daba la bienvenida a la noche y la solemnidad de su grunge, repasando gran parte de su disco debut y que contenía gran parte de los hits reconocidos en sus 30 años de trayectoria, canciones como Cover MeFar Behind y You sonaron, y en ese orden, a la vez daban término a la presentación de los de Seattle, ahora sólo faltaba esperar el plato de fondo.

Los sonidos de atriles se mezclaban junto con la batería, y movimientos de luces, un puñado de roadies movían y probaban todo lo que estuviera en el escenario, tomó su tiempo, una hora, pero era necesario para que el show de Evanescence fuera simplemente perfecto. Es así como a las 22:00 horas e inmediatamente terminando de entonar, por parte del público, Killing in the name se apagan las luces y fue momento de presenciar un momento épico en la vida de cualquier joven de los 00’. Evanescence entra en escena marcando con un sonido limpio, sólido y muy bien ecualizado, qué decir de Amy Lee, al tocar los teclados, su entonación perfecta y gran interpretación, simplemente todos los músicos generando una atmosfera para memorar por siempre, desde el inicio con Broken Pieces Shine, pasando por un par de mixes con temas como Everybody’s Fool (que es la forma de condensar tantos éxitos), emotivos e íntimos fueron los momentos donde Emy tocó el piano, y finalmente la gran despedida con My Immortal y Bring Me to Life, donde todos cantaron, prendieron linternas y se dejaron llevar por estos himnos. Aplausos, gritos y una banda que se despedía vueltos hacia el público tal actores se despiden posterior a dar una gran obra, que fue justo lo que se llevaron todos en sus corazones. Ojalá y vuelvan pronto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Song On Fire (@thesongonfire)

Esto fue un repaso rápido de lo que fue Milenia en su primera edición, esperamos que en sus años venideros las experiencias se repitan y sólo sean mejores para que el público disfrute de la mejor música de una generación.

Related Stories